Cómo le protege la legislación de la UE

La legislación de la UE que se aplica a los detergentes y los productos de mantenimiento

Los reglamentos de la UE garantizan que todos los detergentes y productos de mantenimiento disponibles en el mercado sean seguros para el usuario final y el medio ambiente. La UE aplica el conjunto de reglamentos más ambicioso para la comercialización de productos químicos. Las leyes más relevantes para los detergentes y los productos de mantenimiento son: 

  • REACH (Reglamento de registro, evaluación, autorización y restricción de sustancias químicas)
  • CLP (Reglamento de clasificación, etiquetado y envasado)
  • BPR (Reglamento de productos biocidas)
  • Reglamento de detergentes

 La ECHA trabaja para el uso seguro de los productos químicos en beneficio de los ciudadanos de la UE y el medio ambiente. A.I.S.E. es un interlocutor acreditado por la ECHA y trabaja con la ECHA para la implementación exitosa de legislación clave, como por ejemplo, REACH, CLP y Reglamento de Biocidas. 

REACH tiene como objetivo mejorar la seguridad y el impacto ambiental de los productos químicos a través de la identificación de sus propiedades intrínsecas. REACH, que entró en vigor el 1 de junio de 2007, se ha convertido en el reglamento general que regula la venta de las sustancias químicas y los productos que los utilizan. Los ingredientes utilizados en detergentes y productos de limpieza también están sujetos a REACH y, se han sometido a una revisión sistemática y exhaustiva de sus atributos de peligro y riesgo. REACH también regula las restricciones sobre la comercialización o el uso de productos químicos: en caso de un nivel de riesgo inaceptable, REACH determina las restricciones que se aplicarán, por ejemplo, la prohibición de la venta de un ingrediente químico específico al público en general.

Los consumidores interesados en los detalles técnicos del Reglamento REACH pueden leer más sobre éste en la web de la industria, así como en la web de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA).

El Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (SGA o GHS en inglés) de las Naciones Unidas establece un marco consistente para clasificar y etiquetar los productos químicos en función de sus peligros, en beneficio de todas las personas y el medio ambiente. El Reglamento CLP (UE 1272/2008) implementa GHS en toda la UE, Islandia, Liechtenstein y Noruega.  La mayoría de los detergentes y los productos de mantenimiento son mezclas y, por lo tanto, deben cumplir con el CLP, y clasificarse, etiquetarse y envasarse de acuerdo con este.

El reglamento proporciona orientación para identificar y clasificar todas las preparaciones en función del peligro que presentan para la salud humana y el medio ambiente, como su inflamabilidad, toxicidad, efectos cuando se libera en el agua, etc. También proporciona orientación sobre el etiquetado y envasado de las sustancias químicas utilizadas en los productos. Este etiquetado puede proporcionarse en el envase, como en el caso de los productos de consumo, o mediante las Fichas de Datos de Seguridad para productos profesionales utilizadas en aplicaciones industriales.

Los consumidores interesados en los detalles técnicos del Reglamento CLP pueden leer más sobre esto en la página web de la industria.

El Reglamento de productos biocidas (UE n.° 528/2012), que entró en vigor el 1 de septiembre de 2013, regula los productos biocidas de manera armonizada en toda la Unión Europea para garantizar que sean seguros para comercializarse. Revoca y reemplaza a la Directiva 98/8/CE.

A.I.S.E. está ayudando con su implementación de varias maneras al contribuir al debate y a las actividades junto con la Comisión Europea, las autoridades competentes y la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA). A.I.S.E. apoya el objetivo de un mercado europeo armonizado para los productos biocidas. Vemos con beneplácito los nuevos mecanismos introducidos por el Reglamento, como la autorización de la Unión, la evaluación armonizada de riesgos y el concepto de familias de productos biocidas. Nuestra opinión es que un mercado interno armonizado para los productos biocidas ayudará a mejorar la disponibilidad del producto y proporcionará incentivos para la innovación al reducir la carga administrativa. También garantizará que se apliquen las mismas altas exigencias para la protección de la salud humana y el medio ambiente en toda la Unión Europea.

El consumidor interesado en los detalles técnicos del Reglamento de productos biocidas puede leer más al respecto en la web de la industria.

Este reglamento ha estado en vigor desde 2005, cuando reemplazó numerosas medidas legislativas anteriores. Requiere que los tensioactivos utilizados en los detergentes cumplan con estrictos criterios de biodegradabilidad. Esto es importante para la protección del medio ambiente ya que la mayoría de los detergentes y productos de limpieza se liberan a través de tuberías y se tratan en plantas de tratamiento de agua. El Reglamento también exige que la información específica del producto esté disponible en el envase y a través de Internet, por ejemplo, en el caso de la presencia de pequeños niveles de ingredientes alergénicos. Este Reglamento se ha ampliado para restringir el uso de fosfatos en productos de consumo para el lavado de ropa y en tabletas para lavavajillas automáticos en todos los países de la UE a partir del año 2013 (UE 259/2012).

Los consumidores interesados en los detalles técnicos del Reglamento de Detergentes pueden leer más en la  web de la industria.