Diseño sostenible

Usted desea que los detergentes y los productos de mantenimiento que use estén en un recipiente robusto pero liviano, que no se rompa o gotee fácilmente, y que sea fácil de manipular y utilizar el contenido. El plástico ofrece todos esos beneficios.

Entonces, ¿cómo reducimos nuestro uso de plástico cuando se trata de nuestros productos? La industria está trabajando con mucho tesón en esto y se ha fijado el objetivo de que todos los envases de plástico de productos de limpieza para el hogar sean reciclables, compostables o reutilizables, con al menos un 20 % de contenido reciclado para 2025.

También está trabajando en el diseño de envases de plástico que reduzcan el uso de plástico. Por ejemplo, ciertas botellas ahora tienen una funda de plástico con toda la información de la etiqueta. Esto permite un mayor uso de plástico reciclado (no coloreado), ya que las fundas pueden diseñarse individualmente. El aligeramiento de los envases es otro ejemplo de un mejor diseño.

Un enfoque circular

En un panorama más amplio, en lugar de la economía lineal a la que estamos acostumbrados, donde fabricamos cosas, las usamos y luego las desechamos o desechamos sus envases, la idea es desde el principio diseñarlos teniendo en mente cero residuo y contaminación. Nos estamos moviendo hacia una economía circular donde reciclamos todos los artículos de plástico que utilizamos para mantenerlos dentro de la economía y fuera del medio ambiente.

Esta es la visión del Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos de la Fundación Ellen MacArthur, que A.I.S.E., el representante de la industria en Europa, ha respaldado oficialmente.

Reciclar y rellenar 

Además de los esfuerzos de las empresas para diseñar sus envases de manera más sostenible, los consumidores juegan un papel clave para ayudar a que los envases sean más circulares tirándolos en el contenedor correcto. Por eso le recomendamos que conserve un envase permanente o recargable y que compre paquetes de recarga cuando estén disponibles.

El contenido es el mismo y significa menos desperdicio de envases de cartón y/o plástico. En general, siga las instrucciones proporcionadas por su ayuntamiento para clasificar residuos de manera inteligente.