Los mejores productos de limpieza y mantenimiento se basan en excelentes fórmulas químicas para realizar su trabajo. Los fabricantes hacen todo lo posible para garantizar que sus productos sean seguros de usar por medio de pruebas rigurosas y proporcionando instrucciones y etiquetado «fáciles de seguir». Pero, ¿cómo determinan los fabricantes qué es seguro y qué no? ¿Cómo se establecen los niveles de «peligro» y «riesgo»?

Cuando se trata de las características de seguridad de los ingredientes químicos es importante comprender el significado preciso de la terminología utilizada. Por ejemplo, muchas personas usan los términos peligro y riesgo como si fueran intercambiables, pero en realidad estas palabras tienen significados muy diferentes.

¿Cuál es la diferencia entre riesgo, peligro y exposición?

El peligro de un químico es su capacidad intrínseca para causar efectos adversos. El riesgo es la probabilidad de que esos efectos ocurran en las aplicaciones en las que se usa el químico.

PELIGRO: La forma en que un objeto o una situación puede causar daños a la salud y/o al medio ambiente

x

EXPOSICIÓN: La medida en que el probable receptor del daño está expuesto o puede verse influenciado por el peligro

=
RIESGO: La posibilidad de que el daño ocurra realmente

Cruzar la carretera, por ejemplo, es una acción peligrosa, ya que podría terminar en un accidente. Pero nadie sugeriría prohibirlo. En este ejemplo, las pautas y medidas de seguridad bajo las cuales se realiza la acción reducen el riesgo a niveles aceptables. El mismo principio se puede aplicar a los productos químicos.

En el caso de un producto químico, una evaluación del riesgo debe tener en cuenta no solo los peligros intrínsecos de ese producto químico, sino también cómo se pueden mitigar esos riesgos limitando la exposición a niveles aceptables.  Por lo tanto, es esencial proporcionar información sobre los productos químicos en función de los peligros y las evaluaciones del riesgo, a fin de proporcionar a los clientes y usuarios finales una comprensión adecuada de las cuestiones de seguridad involucradas.

Al hacerlo, la industria demuestra su compromiso con el uso responsable de sus productos, tanto para la seguridad humana como para el medio ambiente.

Evaluar y gestionar el riesgo de los productos químicos 

Para gestionar los riesgos, los fabricantes de productos que utilizan ingredientes químicos tienen en cuenta las conclusiones de las evaluaciones del riesgo al desarrollar sus fórmulas. Basándose en estas conclusiones, determinan cómo se puede reducir el riesgo y comunican a los clientes y usuarios finales la información relevante sobre cómo usar el producto de forma segura y las medidas apropiadas de reducción de riesgos a seguir.

Esta información se comunica a través de diversos canales, incluida la web del fabricante, su línea de atención al cliente y la etiqueta o envase del producto en sí.